Seguro de decesos y repatriación

 

El fallecimiento de una persona, de un ser querido, siempre es un trago amargo. Hay que afrontar el duelo y, a la vez, encargarse de los trámites pertinentes, con sus correspondientes gastos.

Las gestiones con la Administración, la Seguridad Social, o el pago del Impuesto de Sucesiones se unen al traslado de su cuerpo si ha fallecido fuera de su lugar de residencia habitual. Por ello, el seguro de decesos es una solución para muchos, que deciden contratarlo, individual o familiarmente, para cubrir los trámites y gastos relacionados con el suceso.

¿Y qué ofrece?

El seguro de decesos cubre los gastos del sepelio y simplifica los trámites burocráticos relacionados con el sepelio. Por lo general, la cobertura incluye las gestiones administrativas, el ataúd fúnebre, la preparación de la capilla ardiente y del cuerpo del fallecido, el coche de acompañamiento, el servicio religioso y sus correspondientes recordatorios, la sepultura e incluso la repatriación.

Si crees que desde Oval Correduría de Seguros en Granada podemos ayudarte en la contratación del seguro de deceso, llámanos y te detallaremos todas las coberturas en el mercado asegurador.