Seguro de asistencia en viajes

 

Los viajes, si no son de trabajo, son para desconectar y despreocuparse de todo, ¿verdad? Sin embargo, muchas veces uno puede caer enfermo o tener algún percance que precise de asistencia hospitalaria. Y eso no se debería obviar.

Si uno anda por territorio nacional no hay por qué preocuparse, puesto que, en España, y también en la Unión Europea y Suiza, con la tarjeta sanitaria puedes acudir a los servicios de urgencias de cualquier hospital o centro médico y recibir la atención médica como si fuera el tuyo propio, pero, ¿qué sucede cuando el incidente tiene lugar en un país extranjero? Ahí la cosa se puede complicar.

Sufrir un accidente o un problema médico fuera de las fronteras españolas puede suponerte un gasto inesperado. Para evitarlo, lo mejor es contratar un seguro de asistencia en viajes porque cualquier tipo de asistencia, pero sobre todo la hospitalización, el traslado de centro o la repatriación, puede hacer que tus vacaciones salgan realmente caras.

¿Y qué ofrece?

Si sufres cualquier incidente sanitario, independientemente de dónde te encuentres, y tienes contratado esta cobertura, disfrutarás de atención médica e incluso repatriación en el caso de que fuera necesario, además de otras prestaciones como el reintegro de los gastos por hospitalización y un teléfono de atención disponible las 24 horas.